Ya llegamos a la parte más liviana (y suculenta) del itinerario, la zona de avituallamiento previa a la línea de meta de la media maratón. Aprovecha para coger fuerzas, que tras estos dos “ketómetros” tan distendidos, nos espera la parte más escabrosa del itinerario.

Y pido perdón de antemano por mi exagerado entusiasmo, porque vamos a sumergirnos en mi tema favorito del universo: la comida. Daremos tres ejemplos exquisitamente sencillos de menús diarios con algunas de las maravillas que nos regala la dieta cetogénica.

Si te saben a poco, recuerda que tu dorsal de la maratón incluye un menú semanal keto y que tienes todas estas recetas (y muchas más) felizmente gratis y con todas sus fotos en mi blog. Bon appétit!

¡Y la maratón continúa!

¿Quieres volver atrás?

¿O prefieres lanzarte a correr los siguientes 21 "ketómetros"?